Antiguos poseedores (Provenance)

Para ver la antigua página de poseedores, con más datos, pulse aquí.

Para ver la nueva base de datos (en construcción), pulse aquí.


Una de las facetas más interesantes en el estudio del libro, es su consideración como “producto histórico”, es decir, la necesidad de dar cuenta en los catálogos de las bibliotecas de la historia del ejemplar: ofrecer al investigador los datos relativos a la historia de posesión, uso y procedencia de los ejemplares que constituyen la colección de esta biblioteca universitaria[1]. (Sobre la historia de la biblioteca, véase la sección “Historia”).

Conscientes de ello, en el proyecto de catalogación del fondo antiguo de la Universidad de Salamanca hemos querido que la descripción bibliográfica fuera acompañada de una descripción del ejemplar que permita conocer su particular historia: las sucesivas signaturas, reflejo de su ubicación en diferentes bibliotecas o de los cambios en la ordenación en una sola; las marcas de posesión y uso; la presencia de notas de lectura; los testimonios de haber sido libro sospechoso o condenado; la encuadernación, como marca de posesión y reflejo de las épocas artísticas.

Entre todas estas informaciones, se ha querido dar especial relevancia a la historia de la posesión, uso y lectura de los ejemplares. La idea de crear un listado de poseedores y procedencias surgió, en principio, no tanto como una ayuda para los investigadores interesados en esta faceta del libro y la cultura, sino como herramienta para el propio equipo de catalogación. Un instrumento que nos permitiera tener una lista de autoridades para los poseedores y usuarios de los libros de la colección; un conjunto de datos (exlibris, notas de lectura, encuadernación, etc.) que nos permitieran identificar las huellas, a veces no del todo claras, halladas en los libros.

Resulta difícil dar cuenta de las dificultades, alegrías y frustraciones que se acumulan cuando tratamos de identificar las marcas del uso y posesión de los libros. Dificultades derivadas de una anotación manuscrita de difícil lectura, de aquella otra tachada o raspada por un poseedor posterior celoso de la única propiedad sobre el libro –problemas a los que se une la no muy improbable posibilidad de que nuestra trascripción o atribución no sea la adecuada–. Las alegrías que nos produce ver aparecer nombres de insignes hombres de letras, de grandes bibliófilos, muchos de ellos no vinculados a la geografía salmantina y cuyos libros, a veces cariñosamente anotados, podemos ahora contemplar. Por último, la frustración de no saber o poder descifrar una anotación manuscrita, de no saber identificar un ex libris heráldico, de no poder identificar una mano erudita que ha llenado los márgenes del libro de sabias anotaciones y que no ha hecho constar su nombre.

Estructura

El resultado de todo este trabajo se puso a disposición de los investigadores a través de Internet, en una página que solamente permite buscar en un listado alfabético. De momento, todavía es necesario recurrir a este recurso.

Desde el año 2015, se está desarrollando un nuevo proyecto que consiste en la creación de una base de datos que haga posible búsquedas más complejas. El desarrollo de la base ha corrido a cargo de la empresa GlobalPC Desarrollos informáticos. En estos momentos ya es consultable, pero incompleta, pues todavía no contiene toda la información que se encuentra disponible en el anterior recurso.

La información se ha distribuido en dos tablas: una para los antiguos propietarios (personales e institucionales) y otra para las marcas de posesión, de modo que hay varias formas de acceder a los datos. Evidentemente, la información de ambas tablas está relacionada.

Cada tabla tiene varios campos cuya información es recuperable. En el caso de los posesores, personales o institucionales, podemos buscar por: ámbito profesional o social / tipo de actividad de la institución; orden religiosa, siglos de actividad, país de procedencia, etc. Hay además tres campos de texto que se han cumplimentado cuando ha sido posible: información biográfica o sobre la actividad de la persona o institución; datos sobre la historia de la biblioteca; y bibliografía. Finalmente, un link al catálogo online nos permite recuperar todas las ediciones con marcas de procedencias del propietario que se está visualizando.

La otra posibilidad de búsqueda es a través de la interfaz de las marcas de procedencia. Las búsquedas básicas son por tipo de marcas y/o por siglos. A una determinada marca pueden ser asignadas varias categorías (provenance type): por ejemplo, un superlibros puede tener la forma de un escudo de armas (heráldica) o de un monograma; o una firma o exlibris puede tener además detalles sobre la compra y el precio del ejemplar. Es también posible buscar, en el campo “Registros con el texto” determinadas palabras, lo que nos permitirá recuperar la marca y después a su propietario: por ejemplo, podemos buscar aquellas marcas de propiedad tan típicas del Humanismo con la xpresión et amicorum, y de mis amigos. O alguien puede buscar una palabra que aparece en un exlibris, por ejemplo “pratis” y descubrir que pertenece a la Abadía de Saint Germain‐des‐Prés.

Nota importante: algunas marcas de posesión no han sido identificadas, pero se describen en la base. Para encontrarlas, se puede buscar en el campo «Nombre Poseedor/Institución»: No identificado o Unidentified; o bien en la opción Marcas, en el campo Registros con el texto...: No identificado.

Algunos Proyectos Similares

Además de una extensa bibliografía sobre las procedencias[2], actualmente podemos encontrar en Internet muchos proyectos similares a este: Bibliothèque Municipale de Lyon, Universidad Complutense, Universidad de Barcelona, Real Biblioteca, etc. Estos proyectos se están recogiendo en la página web del CERL (Consortium of European Research Libraries), en la sección “Provenance” y algunos de ellos pueden verse también en nuestra página de recursos.


[1] Cf. como ejemplos de la importancia de este campo, el clásico David Pearson, Provenance research in book history: a handbook, London: The British Library, 1998; Diego Navarro Bonilla, «Las huellas de la lectura: marcas y anotaciones manuscritas en impresos de los siglos XVI a XVIII», en Antonio Castillo Gómez (ed.), Libro y lectura en la Península Ibérica y América (siglos XIII a XVIII), Valladolid: Junta de Castilla y León, 2003, 243-287; Julián Martín Abad , el capítulo 5 «El producto histórico», en su obra, Los libros impresos antiguos, Valladolid: Universidad, 2004, 109-127.

[2] Se pueden destacar dos recursos de carácter metodológico: la página «Provenances des collections: aide à la description et au signalement», del grupo BiblioPat; y la publicación Provenienze: metodologia di rilevamento, descrizione e indicizzazione per il materiale bibliografico, a cura di Katia Cestelli e Anna Gonzo, Trento: Soprintendenza per i beni librari e archivistici, 2009.